miércoles, 2 de febrero de 2011

esteticismos.


La gente sado no va a un centro de estética a depilarse con cera, sino más bien lo hace la gente masoca.

"sacate la ropa; acostate acá; ponete así; girá la pierna; date vuelta para allá; levantá el brazo; correte esto; bajá la pierna; date vuelta otra vez; estirá la rodilla; sacate esto otro; ahora boca abajo; tenete acá; girate para allá"

La depiladora es la sado, y controla toda la situación, mientras que la mujer masoquista, está en bolas haciendo lo que la otra quiere, y bancándose los 45ºC de la cera chorreante. Uff.

Para colmo, la masoca le paga a la sado al terminar. Bien sumisa, así me gusta

1 comentario:

  1. Y las hijas de puta piensan que una es una especie de inmune al dolor!...

    "toma nena morde la remera y no te quejes"

    ResponderEliminar