jueves, 11 de marzo de 2010

hay cosas que me encanta olvidar




suele ocurrirme que olvido lo

reconfortante
deliciosa
enigmática
inspiradora
reminiscente
e
increíble

que puede ser una taza -humeante y aromática- de té.





y me encanta olvidarlo,





porque lo redescubro con cada nueva tetera.


y es como si fuera la primera vez,

(y me sorprendo)

me maravillo,

y la paso genial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario