lunes, 3 de mayo de 2010

observación antropológico-empírica #






de pronto,
tener amigos del sexo opuesto, estando solteros,
es como ir al supermercado estando con hambre:


te dan ganas de comprar absolutamente todo,
pero sabés que no llegarías a comerte ni la mitad.




o peor,

te darías un flor de atracón con todo,
y después te sentirías culpable por la mezcla.






no me malinterpreten! no es que sean gustos personales necesariamente.
es sólo una especie de analogía/observación (muy bien fundada) sobre las confusiones amorosas, inducidas por determinadas presiones sociales, ciertamente corrientes dentro del colectivo humano.




***
Jorge Drexler
La vida es más compleja de lo que parece





No hay comentarios:

Publicar un comentario