miércoles, 23 de junio de 2010

nos llevábamos (bien).



la peor sensación asociada al pasado, es cuando ya está tan pasado, que no sabés si es un recuerdo, o un recuerdo de un recuerdo.

cuando no recordás bien las caras (y sí tenés una idea), pero al mirar la foto, te das cuenta de todo lo demás que se te estaba escapando.

cuando no recordás las voces, sino que todas suenan como la de tu cabeza, repitiendo lo que decían, pero con palabras que, al final, tampoco son tuyas.

cuando no te acordás quién empezó la discusión: si vos o él o ella.

cuando ya no sabés si lo que te gusta del pasado es que es pasado, o cómo eras en el pasado, o cómo recordás haber sido (cuando capáz recordás mal).

cuando te vas olvidando los aniversarios, cumpleaños, edades, direcciones y números de teléfono.

cuando no recordás, cuán pasado es.


si te conocí en otra vida, y estamos en la segunda, podemos esperar a la tercera.




* * *
Gustavo Cerati
Te llevo para que me lleves





"Lo peor de la pérdida de memoria, no es que trastornemos el pasado, sino que arruinamos el porvenir" (A. Gabilondo)

1 comentario:

  1. es que los recuerdos y los sueños están hechos de lo mismo, adentro. y eso es cruel, porque sólo es cuestión de un poquito de tiempo y ya es lo mismo si pasó, si te lo imaginaste o si lo soñaste. y yo te juró que no sé (si pasó, si me la imaginé o la soñé).

    ResponderEliminar