martes, 1 de junio de 2010

pecando de feminista.






no entiendo con qué fin los hombres llegan temprano al laburo, saludan a los respectivos, se hacen un café, y enseguida comentan al macho cabrío de la mísma índole que tengan al lado:

-boludo, no sabés, anoche tuve LA noche. la re puse! sí, una minita amiga de un conocido. qué flash, seh, re bien! cómo la puse boludo....

(y demases barbaridades que no vale la pena detallar, ya que creo que se entiende el punto y contexto)



quisiera saber qué cara pondrían ellos si, al llegar al laburo, (tras saludar a sus respectivos y hacerse un té), alguna de mis compañeras me contara:


-ay no sabés, pipi! anoche me depilé los pelos de la panza con cera y me quedó todo rojo! además me salieron como mil pelos, que bueno que ya me los saqué! encima el baño quedó todo lleno de pelos y cera!



sisi, seguramente ellos pondrían la misma cara de asco que puse yo hoy con su comentario.



OK, metiste ese pedazo (o -ito, no sé ni me importa) de vegetal que tenés, en donde mierda se te cantó.
me alegro por vos, ponete a hacer algo productivo y/o hablar de algo que, en lo posible, aporte a la humanidad.




o aunque sea, traeme un café así yo me distraigo con otra cosa mientras vos ostentás tu masculinidad

pfff...



1 comentario:

  1. ¿Pedazo de vegetal? jaja. Sería gracioso que el sexo se converta en un acto vegetal en vez de carnal. Quizá, quién sabe.

    ResponderEliminar