domingo, 25 de julio de 2010

vida (in)útil.


en todo,
la emoción, ansiedad y sensación de saciedad, es al principio.

y eventualmente se licúa, sí.



de todas formas,
siempre se puede volver a empezar con otro ítem.

aunque nos (particularmente, me) pudra, es así, son ciclos.



entonces:
el hecho de ya saber que algo tiene un límite o fin, es determinante para decidir si llevar a cabo o no, esa vivencia?

si sabemos que algo termina, lo empezamos igual?
si sabemos que algo tiene un límite, nos esforzamos igual?




en caso de decir que no, creo que entonces no tenderíamos nunca la cama por la mañana, si total a la noche la vamos a arrugar de nuevo. me equivoco?

pero bueno, para arrugarla, primero tenemos que haberla tendido.





de todas formas, creo que no llegué a una conclusión exacta.
hay días en que tiendo la cama, y días en que la dejo toda revuelta.
la clave está en que no me moleste ninguna de las dos cosas, calculo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario