domingo, 1 de agosto de 2010

off work.




a veces,
es increíblemente fuerte
el ansia de solitud
y de algún lugar vacío
pacíficamente solitario
(y propio)

pero a veces,

(diferentes veces de las primeras)

después de trabajar
dieciséis horas seguidas
corriendo de un lado a otro
con hambre
cansancio
y algo de nostalgia,
estaría buenísimo
encontrar un par de ojos calmos
que te reciban
sonrientes
o quietos
o dulces
o sonrientes
y quietos
y dulces
y te hagan sentir
que llegaste a casa.

una mirada silenciosa, en ese momento, basta.











* * *
Serj Tankian





No hay comentarios:

Publicar un comentario