viernes, 13 de agosto de 2010

upside down.



continuas comparaciones. balances. de todo.
(de a dos variables, mínimo.)
horrible.


ver como la vida, los otros, y todo el resto, pasa... y uno siempre en el mismo lugar.
(no debería ser válida aquella comparación que no sea más que la de uno mismo, consigo mismo.
ídem para las competencias: deberían ser sólo con uno mismo.)

intentar buscar estabilidad, sin estancarse, es tan difícil. uno lucha por mantener lo que gana y lo que valora, pero tiene que cambiar constantemente para poder lograrlo. y es paradójico.
también cansa. y se siente como intentar contener agua entre las manos.




descubrí que intento atarme con cada cosa (que veo, leo, escucho, hago, digo, quiero); atarme cual cable a tierra, ancla en el agua.
tiene que empezar a ser al revés, carajo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario