lunes, 27 de septiembre de 2010

batata is on the corner.





protocolo:
hacer algo que hace bien a otro(s) pero a uno no le mueve un pelo. es más: nos trae pesar (el tener que fingir que nos causa algo hermoso). asimismo nos trae desencanto y hasta fatiga/melancolía. dificultad de disimular el vacío interno generado (directamente proporcional, a la importancia para el resto). pesadez en exceso, repito.


anti-protocolo:
no hacer un determinado algo (que consideramos al pedo), causando esta actitud confusión, desencanto y congoja en seres cercanos y de importancia elevada en nuestro círculo. fatiga por lidiar con el desencanto ajeno; desilusiones, pesadez y posibles conflictos en puerta. (pequeña) grata seguridad de ser fiel a los propios principios, no llevando a cabo actos por inercia ni falsos; pero ingrata seguridad de saber que aquello que consideramos al pedo, en realidad debería gustarnos o deberíamos soportarlo por deber pro-comunitario.




nota: ambas traen dolor de estómago, náuseas, y una sensación de mierda.
feliz feliz no cumpleaños. para tí? para mí!





* * *
Kings of Convenience
Renegade









...pepe, volví.








edit edit:
la chica buena y pesimista intentó encontrar un gris clarito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario