martes, 19 de octubre de 2010

del azar premeditado.





tacharse la generala doble
es una evasión
a las consecuencias de nuestros actos;

es una irresponsabilidad y
un condicionante para nuestros actos futuros
(posiblemente exitosos pero)
censurados de antemano.


aunque querer no es poder
muchas veces se puede
(y muchas no, también)

pero!

no hay gatos en América
y las calles
de queso
son.







1 comentario: