lunes, 25 de octubre de 2010

Jenny (by Chelsea Greene Lewyta)







...hacía un tiempo que Lucrecia se estaba sintiendo más Jenny que nunca: frente al lobo.
Claro que el lobo era de cuento nomás. Cuento que Jenny le contaba a Lucrecia.
Y de la oveja nadie hablaba: existía sin querer entenderse, sin ganas de otra cosa que dar lo mismo.
La oveja no era tan lobo como Lucrecia entendía.
La oveja no era más que oveja, como Jenny escondía.



-Jenny, dejá de mentirme.-dijo de pronto Lucrecia.

Y así porque sí, un día Lucrecia dejó de ver al lobo como lobo.

-Quizás el lobo no sea lobo, sino oveja. Aunque también podría ser una oveja mala. -supuso, fantaseando.



La oveja es oveja.







Y el lobo?






Probablemente el lobo sea Lucrecia,
pero ella quizá vaya a enterarse de esto, más adelante.





No hay comentarios:

Publicar un comentario