martes, 28 de diciembre de 2010

bocado intelectual.




Me calienta intelectualmente ese tipo de escritos cuyo texto en bloque no te da   lugar casi a respirar (no sólo por la predisposición del mismo sino también por el contenido), y te vas tragando una palabra tras otra, hasta que te rebalsa la boca de verbosidad ajena. Tanto, que parecieras estar mordiendo las frases y palabras leídas, con abrasador apetito. 
Para el momento en que uno termina de leer ese bloque aturdidor, la adrenalina alborotó cada uno de nuestros receptores neuronales, y se produjeron unas cuantas chispitas de colores. Es un poco extenuante, apresurado, intrigante, pero sobre todo, muy rico y saciador.
En un ratito, cuando me refracte la cabeza, busco otra cosa para seguir leyendo... 





4 comentarios:

  1. Genial, genial escrito... me encanto...

    Vendre por aqui a seguir leyendote.

    Te dejo un beso, con mi invitacion a que pases por el mio.

    UN beso!

    Facu.

    ResponderEliminar
  2. Facu:
    Gracias, pasá cuando quieras!


    Criatura:
    Era la idea! Si yo me caliento, que se calienten todos, loco.

    ResponderEliminar
  3. Me llamó la palabra "calienta" (number one atrapa giles), pero es exactamente como lo describís. Me acuerdo hace mil años cuando nos enseñaron como funciona el tema de las pausas en los escritos y en el momento también me copó bastante.

    ResponderEliminar