martes, 8 de febrero de 2011

nimiedades





El 
existir 
en la vida, en este momento, 
no es más que algo de paso; 
es un paso que exige atemporalidad y constancia, 
casi ridícula generalización
y por supuesto, santurronería. 
Porque más allá de ser algo de paso, 
de sentirse como algo-para-pasar-el-tiempo,
de vivirse como temporal, 
es un algo que se agota minuto a minuto irrisoriamente.

Paradójicamente
esta temporalidad, 
se agota minuto a minuto, de aquí a la eternidad. 
Y así se queda.

5 comentarios:

  1. este es un compatriota:

    ...
    toda victoria es nada
    toda vida es sagrada
    un enjambre de moléculas
    puestas de acuerdo
    de forma provisional.
    un animal prodigioso
    con la delirante obsesión de querer perdurar
    no dejaremos huella,
    sólo polvo de estrellas...
    (jorge drexler)

    todo es relativo...

    salú!
    y buena vida...
    f

    ResponderEliminar
  2. el jorge ay como lo amo

    otra dice
    ¿Quién quiere ser eterno?
    ¿Quién quiere ser eterno testigo?
    ¿Quién quiere estar girando por siempre, mirando su ombligo?

    y de fito ni habalr...

    a rodar mi vida!

    ResponderEliminar
  3. Es asi, nadie es permanente, todos somos temporarios!
    Un beso, me gusta tu blog"

    ResponderEliminar
  4. Suena mucho más aburrido de lo que lo es: "soy temporaria".. LA PUTA MADRE!

    ResponderEliminar
  5. f:
    Le pegaste más que al poste. Adoro a Drexler; me canta verdades que ni yo me digo.

    virgi:
    Fito está más al horno. Es un grande, pero Jorge me puede. Casi que materializa mis historias. Espero no rodar por las escaleras.

    Fló:
    Gracias, pasate cuando quieras! (:

    lujan:
    Es cierto y tedioso. En cualquier momento dejan de renovarme alquiler!

    ResponderEliminar