lunes, 30 de mayo de 2011




"Hay que recortar las idas y venidas, propias de gran parte de los hombres que merodean por las casas, los teatros y los foros; se ofrecen para asuntos que les son ajenos, en todo semejantes a gente ocupada. Si le preguntas a uno de ellos, cuando sale de la casa: "¿A dónde vas? ¿Qué piensas?", te contestará: "Por Dios que no lo sé, pero veré gente, algo haré". Van sin rumbo fijo, buscando ocupaciones, y no hacen lo que han decidido, sino aquello con lo que han topado. Sus recorridos son impensados e inútiles, como los de las hormigas, que reptan por los troncos, que se dejan llevar hasta lo más alto y de allí a lo más bajo sin sentido. Muchos llevan una vida semejante."
L.A.Séneca






Nunca voy a terminar de leer este libro.

sábado, 28 de mayo de 2011

no se mastica ni se come.








ycomoentoncesnoalcanzaconelamorsolamente, 
cuánto se necesita para que sea suficiente?
(y de qué)









this is my life,



-which's ending one minute at a time.-

















sábado, 21 de mayo de 2011

doppler populi






Para ustedes, la ambulancia, ¿hace "túúúú riiiii - túúú riiiiii - túúúúú riiii" o hace "tíííííí ruuuu - tííííííí ruuuuu - tíííííííí ruuuuu" ?



Si no sabe bien qué contestar, haga el favor de escuchar atentamente una ambulancia primero, pensando en ambos interrogantes! 






No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.



M.O.H.H.B.B.F.

viernes, 20 de mayo de 2011

irritada.





me molesta tanto 
rumiar el nudo 
seco y grueso 
atorado en la garganta por días 
y días y quién sabe 
cuántos días más
sin poder ahogarlo, hundirlo 
(o de última)
desbordarlo.



afuera. vamos, vamos. ya.

martes, 17 de mayo de 2011

Otra de Lucio.







El  mudar de sitio no equivale necesariamente a mudar de costumbres. Y adonde quiera que se vaya, habrá que seguir combatiéndose a sí mismo.
L.Anneo Séneca-











Una de Lucio.







Podemos ser invencibles, más no intocables.
L.Anneo Séneca-

lunes, 16 de mayo de 2011

por mezclarme con casares.

y ya empieza a pasar tanto tiempo, que me acostumbro al olvido. Y ya empieza a pasar tanto tiempo, que te resignás a tener razón. Y ya empieza a pasar tanto tiempo, que dejo de examinar tu criterio y dejás de recordarme tu olvido y tu des-importancia. Tu fastidio. Porque ahora mi presencia te fastidiará como una broma que hizo gracia alguna vez y aunque perdió el gusto, alguien quiere repetir. Me deberé encargar de que no se repita.



sábado, 14 de mayo de 2011

otra que rápido...!

No entiendo por qué nadie se sarandea tanto como yo, cuando el colectivo destartalado agarra los pozos del empedrado y las curvas sinuosas de las calles llenísimas de autos, bajo la dirección loca y brusca de su conductor. Por más que mire a mi alrededor, todas las viejitas parecen ir bien sentadas, aunque algo asombradas. Yo realmente no puedo controlarme, y mi cuerpo, sentado sobre los duros y resbalosos asientos, se golpea contra todo a su alrededor, mientras se desliza lenta y contracturadamente hacia el fin del asiento, por causa de la extrema velocidad que Vin Diesel le imprime al recorrido. Y todo para llegar antes que la mismísima luz, a la estación de Burzaco. Otra que furioso, che, qué necesidad!

a Wally]

No entiendo por qué motivo, mis compañeros ponían polvo de tiza (de colores) en la silla de nuestro profesor de lengua, en primaria. No sólo se burlaban de alguien introvertido, sino que le arruinaban la ropa. No lo entendían en ese entonces.  Quizás hoy tampoco, y son los idiotas que me irritan por la calle.
Yo tampoco lo entendía en ese entonces, digo, el chiste. Y ahora es peor, porque tampoco lo comprendo, pero encima, me da una pena nostálgica terrible.
Hoy lo ví pasar caminando mientras yo iba en el bondi. Con sus anteojos old style, su corte de pelo de siempre, su misma campera azul que respetaba las normas del uniforme del colegio (para los alumnos, no necesariamente para los profesores), y la misma mirada condescendiente y algo sensible. 
Lo único que espero, es que hoy no le sigan haciendo lo mismo, otros compañeros de otras gentes que no encuentran el chiste.

martes, 3 de mayo de 2011

casi ex-geek

¿Por qué "expulsar" y "formatear" están tan cerca uno del otro, tras el click derecho del mouse sobre nuestro importantísimo y llenohastalasbolas dispositivo usb?

Hoy en un apuro, le dí al "format".









N.A.: No, no borré nada.

about #vacaciones

la gente que aplica calcomanías de lugares vacacionales a sus autos es la misma gente cholula que disfruta estar en dichos lugares vacacionales hacinada entre la misma gente cholula y con calcomanías vacacionales en sus vehículos y by the way yo no te publicito ni en pedo mi lugar vacacional favorito no es que sea una ortiva ermitaña pero no quiero compartirte mi metro cuadrado y que me pongas tu lonita al lado mío.

y además, soy medio ortiva ermitaña.

José C. Paz, le decían.

Qué reconfortante es salir a la calle después de muchas horas de trabajo, darse cuenta que no hace EL frío invernal esperado; darse cuenta que llueve copiosamente como lo esperado; sacarse el buzo, abrir el paraguas, empezar a caminar con una sonrisa victoriosa, quizás hasta cantando en voz alta (y/o haciendo caras, muecas, gestos y que te sorprendan*); y no ofuscarse ni al pisar una baldosa con sorpresa!
En estos días pensaba en hablar de la paz que tengo últimamente (creo que sé por culpa de quién viene la mano), pero hoy lo visualizo todo junto. 

Porque, lo mejor, no es la sensación certera de que todo va perfecto.  
Lo increíble, es la sensación radiante de que las cosas no tan copadas que están sucediendo no importan tanto; y que las cosas buenas, aunque no fuesen tantas ni máximas, simplemente alcanzan y nos llenan.

Y eso, no es poco.
 







*N.A.: algo usual en el personaje citado que en realidad no viene al caso