lunes, 13 de junio de 2011

solo un ejemplo en el mar.

gente, 
ustedes que tiran el papel higiénico y demases en el inodoro,
cuando hay un cartel que reza para que los residuos vayan al tacho, 
me dan asco.
 
ustedes, gente, 
que simplemente se cagan en el resto 
(y tras ello tiran el papel en cualquier lado)
 me quitan el apetito.

porque por todo eso, y tantas otras cosas más en realidad
les digo, 
que no es taaaaaaaaan difícil 
no es tan difícil no ser un hijo de puta,

y ser buena gente, en vez de


solo
gente.

3 comentarios:

  1. Hay cosas peores, coneja. No sé si has frecuentado ciertos baños públicos.
    No sé si hay cosas así en los de mujeres.
    Nunca entenderé cómo puede hacer alguien para cagar en la tabla del inodoro.
    Y nunca entenderé la psiquis de un hombre que decide escribir un mensaje con su materia fecal en los azulejos del baño.
    Enigmas de la humanidad.
    Como mear en el piso del baño.
    Tapar los mingitorios con papel higiénico y dejar que se rebalsen.
    Y los simpáticos graffitis...
    Frases que nunca olvidaré, como:

    «Me gusta mamarlas, sobarlas y pajearlas. No soy puto. Número de celular y dirección de mail.»

    «Me gusta tragarme tu leche tibia y entrego la cola. Sólo policías o personal de seguridad uniformado. Escribime a polipete@hotmail.com.»

    Todo esto intercalado con cosas como:

    «A Romina de la panadería de San Lorenzo y Maipú le cabe la verga.»

    «Jesús es la salvación.»

    Y «Viva Perón. Juventud Peronista.»

    Y dibujos que parecen pinturas rupestres degeneradas.

    Un universo fascinante. En el futuro, los sobrevivientes al cataclismo del 2012, siglos después, se harán un banquetazo con estos hallazgos arqueológicos.

    Saludos. Me gusta tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó el cristiano ahí metido en el medio!
    En los de mujeres hay cosas iguales, además de las escrituras! Lo de Romina es verdad!!


    Gracias por pasarte, lee cuando quieras! :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Y al ladito del peronista!

    ¡Gracias por pasarte vos también!

    ResponderEliminar