viernes, 8 de julio de 2011

like a dream



OK, lo siento, pero jamás voy a ser así. Jamás voy a ser self-confident. Y eso que trato, eh.

Porque yo te juro que le pongo todas las ganas, todas; y que cuando se trata de otros, yo muevo cielo y tierra, más que segura -digo, supersegura- de lo que puedo hacer; de lo que siento, y de lo que soy capaz. En serio, poneme a prueba. 
Sin embargo cuando se trata de mí... no se da. No me doyY me molesta lastimar a otros con este aspecto. Y me molesta que otros se 'tengan que acostumbrar' a que yo no cambie ese aspecto; no pueda. Y me molesta que. Y me molesta que.

Pero porque yo te juro que le pongo todas las ganas, todas, te juro. 

Y que cuando vos lo necesites, voy a ser más fuerte que esa hormiga enorme, o sea que el hormigón. 

Pero no pretendas, no; pero no te desalientes porque yo no lo aplique a mí misma. Porque es algo al margen, es algo que no tiene nada que ver. Yo, no tengo nada que ver con nosotros, con vos. 


Para aquel que lo necesite, y yo de esas detecto rápido, soy más dura que la piedra, y puedo contra el mundo; contra todo, contra todos. Siempre. Sin dudar.
Pero también necesito que, conmigo, todos sean hormigas enormes. 

Son paradojas que no tienen que desestabilizarte, ni traerte dudas, ni ponerte mal. 
El mundo está lleno de paradojas. Y yo, yo no tengo nada que ver con nosotros, ni con vos.







yo soy tu hormiga enorme a pesar de mí :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario