martes, 20 de septiembre de 2011

[prohibido suicidarse en primavera*]


y ya te repito que estando ahí parada en la temprana filita que por ahora atravesaba sólo el patio interno del lugar que ya empezaba a llenarse yo no podía encontrarme más ansiosa ni feliz con mis gloriosos seis tickets de papelito en la mano parada bajo el cálido sol de mediodía dominguero ante la predecible y tan conocida puerta blanca que pronto se abriría y comenzaría a entregar sin recreo los preciados bowls cargados del delicioso elíxir de primavera cuyos aromas no sólo acaloran el estómago sino que regocijan la vista fundiéndose en alegre fiesta colorida y aromática frente a nuestros mismísimos ojos maravillados que sin culpa deciden reentregarse a la felicidad infinita aparecida humildemente ante ellos nuevamente en forma de sopa de udon.








otro domingo de kermesse japonesa, 
y mucho, mucho amor y dedos en la nariz.
tuve momentos en los que no pensé que nos encontraríamos allí  (:









*obra tragicómica dividida en dos actos.


1 comentario:

  1. No entendí... No se si es porque hoy me levanté emo o que mierda, pero no entendí. Me siento hueca

    ResponderEliminar