lunes, 23 de julio de 2012

#delasinvaluables




Para que rebalsen coincidencias
es preciso desatarse, y compartirse todo, con el mundo. 


Así, un día,
un beso nuestro da la vuelta inesperadamente, 
y nos llega desde el otro lado, al dar vuelta la mejilla.



1 comentario: