miércoles, 21 de noviembre de 2012

De cuando esa vez me dijiste que siguiera mis impulsos.

Un benadryl flash, una remera, y un cepillo de dientes...

...Y escapate conmigo.






Un minuto, un rato, un día, una vida... no importa.
Escapate conmigo, por un segundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario