sábado, 24 de noviembre de 2012

#De las cosas inusuales e inesperadas


Porque hay gente que va por los trenes pidiendo monedas, al que pueda y quiera.
Pero también va por los trenes  haciendo sonreír a "chicas lindas que viajan en la primera fila y que seguro traen suerte con su sonrisa". O eso dijiste.
No me aceptaste las monedas, por más que te insistí... Hacerme sonreír no es fácil, y pasarle buena suerte a alguien, no es algo que se me dé mucho. Pero ésta vez, ambas cosas sucedieron: me hiciste sonreír legítimamente, y te traje bastante buena suerte con tu campaña.
Creo que salí ganando yo, eh.
Gracias :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario