martes, 1 de enero de 2013

de mis alucinaciones (#con el tiempo no pasa)

y duele más.


no te olvido,
ni aún cuando me dejo de acordar.

ni drogada, y soñando con elefantes rosas, te olvido.
(para nada poético)
pero te sueño igual.

porque así, pellizcándome,
(para no soñar que me duermo)
alucinando con notas musicales
y perros
(imperiales)
aún te recuerdo, y nada cambia.

porque también vi que
ningún estado eufórico,
supera la locura de extrañarte tanto,

ningún estado relajado,
calma el deseo ardiente de llamarte,

ningún beso ajeno se siente sincero,
y mi cuerpo quiere salir ya, corriendo, a buscarte.

igualmente, en este estado,
no puedo hacer dos pasos sin divagar. y me pierdo,
me pierdo al pensarte...

sin embargo, algunas cosas
que no se piensan, sí están
en el mayor estado de claridad,
y ahí me doy cuenta que de verdad existe,
que no es imaginación ni resaca,
que es algo anormal,

porque con el tiempo no se pasa, no se quita,

no se lava, no se saca,

no se deteriora, no se redime,
no se oculta, no se evita

y ya no se mastica,
ya no se llora,

sólo empeora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario