viernes, 8 de febrero de 2013

#conversaciones con Frank


* * *
Hace un rato, se apareció Frank entre las sábanas, y casi me mata del susto. Ya me estaba quedando dormida, hasta que vi al conejo gigante.
* * *
Mientras él me pintaba las uñas de los pies, haciendo juego con sus orejas largas y azules, se puso curioso, y preguntó: "Y si sos tan infeliz donde estás, ¿por qué no vas al lugar que te hace más feliz en todo el mundo, y te quedas ahí para siempre? Bah, si es que sabes dónde queda!"
* * *
"El tema, es que sí sé dónde queda ese lugar, Frank" -le contesté-.
"Pero cuando voy, no me dejan quedarme..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario