viernes, 1 de febrero de 2013

siendo directamente proporcional.

Debería escribir mi propio tratado sobre la ley de Murphy, titulado "Esquema de cambios Eólicos en proporción al Vuelo y Longitud del Bies de los vestidos que me pongo"
La fórmula plantearía que, a menor longitud o superficie de vestimenta, mayor la intensidad eólica.
Básicamente, el ensayo detallaría cómo cada vez que decido usar pollera o vestido, se despierta un viento irrefrenable a la vuelta de cualquier esquina, alias, el huracán Marilyn.

4 comentarios:

  1. Vestidos, nunca cambien, los amamos.

    ResponderEliminar
  2. qué bueno que vuelva por acá! me viene muy bien una letra amiga :-)

    ResponderEliminar
  3. como no entro nunca de la compu, el android de porquería este no me deja postear comentarios! quedo como una ortiva que nunca contesto nada jaja

    ResponderEliminar