domingo, 24 de febrero de 2013

what the fuck

Normalmente, estoy loca y soy parcialmente insoportable.

Anormalmente, soy igualmente loca e insoportable.

Cuando soy normalmente, estoy loca.
Cuando estoy loca, soy loca.

Lo mismo con la insportabilidad.

¿No me quedan esperanzas, entonces?

No habrá forma de relajarme!
O será que lo que hay, está legítimamente, y para algo.


Me pareció que en ese abismo no había más que miedo al miedo, y en esos recovecos no encontré algo suficientemente revelador o sorprendente. Ajá.
Casi que encontré nada más que yo, pero eso siempre fue un decir. Y por fin fue tangible. Por fin me vi.

¿Ahora qué?
¿Ya está?

Lo que me confunde un poco, es no saber:
¿fue una justificación, o un instructivo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario