sábado, 18 de mayo de 2013

Penélope borracha.

Al próximo ente que se acerque y  me diga:

"Ay! Pero vos sabés cocinar de todo, y bien! Y tejés re lindo! Y sabés coser y hacer manualidades... Y esa huerta... y esa ropa tan linda... ya te podés casar!! Qué pasa?"

lo voy a mirar con una cara tan, tan, TAN agreta, que encima cuando le conteste alguna boludez ocurrente como: "Sí, yo también quería, pero él no!" se va a sentir tan mal de haber abierto la boca, que se va a ir llorando.

Es como esos que joden a la gente flaca con observaciones del tipo: "Ay, tenés que comer más, sos un palito (risitas)"; o a la gente gorda con un: "Se nota que sos de buen comer! (guiño guiño)"

Comentarios innecesarios, que no aportan absolutamente nada. Hablemos de algo más interesante! Pidan una receta, de última.
Si alaban a alguien, que sea por lo que es, o hace y PUNTO. No hagan asociaciones medievales.

Yo entiendo que me ligué el apodo de 'Penélope' por llevar las agujas a todos lados (junto con un manojo de bagels o scons envueltos en servilletas a lunares de colores), y también entiendo que esas palabras las tratan de decir con "buena onda"...
Pero convengamos que son palabras de vieja casamentera, y que, en este momento, al próximo que las use, lo voy a sacar cagando. He dicho.

(Uy, me saltó alguna ficha me parece?)

Quedan todos avisados de mi molestia ocasional y dictatoria;
gracias.

:)

(Y sí, arroz con leche para un día de lluvia, también sé hacer. Están invitados.)

jueves, 16 de mayo de 2013

Hilada.


Hoy leí algo que sonaba parecido a esto, y pensé en lo último que escribí, que de alguna forma se relaciona (quizás no tan directamente, pero mi mente tiende a completar esos espacios vacíos, uniendo y relacionando cosas, de manera a veces intrincada).

"Puede ser que exista en lo más profundo de un alma, un corazón cálido, y que, sin embargo, nadie acuda a él."

De todas formas, hay corazones cálidos que están más a mano! Quizás, son más frecuentados por eso, por la bondad florecida...

Percepciones.


Aún me sigue sorprendiendo cada vez que las personas se me quedan viendo a los ojos, sonrientes y honestas, mientras replican 'me hacés reír'.

Esto suele suceder muy de vez en cuando, aunque oportunamente.

Qué distinto se puede percibir un mismo rostro, una misma palabra!
A veces está bueno notar esas otras opciones. Esas percepciones distintas.

No soy un limón, pero tampoco una cucharadita de dulce de leche.

Aunque a veces, y extrañamente, me hacen sentir una.

Menos mal que es cada tanto, no sea cosa que me acostumbre!

miércoles, 15 de mayo de 2013

Payaso loco.


A veces no te sentís tan mal parado en el mundo!

A veces no se siente tan mal, todo aquello incierto que viene!

Y a veces, te das vuelta un segundo, como por reflejo, y ves la marca horrenda que dejaste.

Y nada vuelve a sentirse como antes, ni saberse como antes.

¿Saben qué?
Él, fue lo mejor que tuve, y que podría soñar con tener.

Y hoy, eso es lo más horrendo que podría pasarme.

Me jodo por idiota, ya sé..

Ojalá fuera un gatito, para espiar en su vereda.

Si esto fuera una estúpida película de Woody Allen o Tarantino, yo sería el psicótico payaso del circo.

Quién sabe, o el elefante.

Otro día de Balada triste de trompeta...

***

¿Falta mucho para reencarnar en gatito o en ipod? O en Steve Jobs y le doy una sorpresa!

lunes, 6 de mayo de 2013

Más allá de Supernova.



Hoy, doy la cara (un poco más).
Sí, porque aunque yo acá me haga la Paulo Coelho (horror?) después de todo, sigo siendo friki. O eso me suelen decir. No creo que sea para tanto, tampoco.


darth-vader-6th.jpg



Al Imperio, unido, salú! ;)


De esas payasadas tristes.


Quedarme hasta cualquier hora mirando una película de mierda.

Pero no trucha, ni cursi, ni aburrida... sino de mierda. Esas que tocan fondo y te hacen tocar fondo con la parte de atrás de la cabeza, con ese costadito por ahí abajo.
Eh, pero no porque te hagan reflexionar o te dejen pensando. Ni porque te hagan sentir identificado, o algo así. De tan bizarro, no es ni aplicable. Qué tanto! Pero igual, te muestra tanta basura ajena, que terminás preguntándote si era necesario todo eso, tanta cosa.

Y no. No es necesario aguantarme toda esa farsa pseudo grunge, para quedar, a esta hora, insomne y pegada a la computadora para buscar de leer algo trivial que me aburra y me de sueño.
De todas formas, eso nunca pasa. Me cuelgo infinitamente de una cosa, y luego otra, y de pronto paso de escuchar perros ladrando, a escuchar gallos imaginarios o pájaros amanecidos. O viceversa.
Ahí me cae la ficha, y ya es un bajón.

Y ya que estoy bardeando, no sé por qué la gente sigue diciendo esa boludez de "contásss conmigo cuando lo necesites, siempre! pi pi pipi pipipipi pi pi"

Siempre. Siempre se terminan borrando, y no queda nadie.


Bueno, sí, algo oscuro dejó la película. Una especie de borra ilegible en la taza.
Nunca dije que no.