sábado, 18 de mayo de 2013

Penélope borracha.

Al próximo ente que se acerque y  me diga:

"Ay! Pero vos sabés cocinar de todo, y bien! Y tejés re lindo! Y sabés coser y hacer manualidades... Y esa huerta... y esa ropa tan linda... ya te podés casar!! Qué pasa?"

lo voy a mirar con una cara tan, tan, TAN agreta, que encima cuando le conteste alguna boludez ocurrente como: "Sí, yo también quería, pero él no!" se va a sentir tan mal de haber abierto la boca, que se va a ir llorando.

Es como esos que joden a la gente flaca con observaciones del tipo: "Ay, tenés que comer más, sos un palito (risitas)"; o a la gente gorda con un: "Se nota que sos de buen comer! (guiño guiño)"

Comentarios innecesarios, que no aportan absolutamente nada. Hablemos de algo más interesante! Pidan una receta, de última.
Si alaban a alguien, que sea por lo que es, o hace y PUNTO. No hagan asociaciones medievales.

Yo entiendo que me ligué el apodo de 'Penélope' por llevar las agujas a todos lados (junto con un manojo de bagels o scons envueltos en servilletas a lunares de colores), y también entiendo que esas palabras las tratan de decir con "buena onda"...
Pero convengamos que son palabras de vieja casamentera, y que, en este momento, al próximo que las use, lo voy a sacar cagando. He dicho.

(Uy, me saltó alguna ficha me parece?)

Quedan todos avisados de mi molestia ocasional y dictatoria;
gracias.

:)

(Y sí, arroz con leche para un día de lluvia, también sé hacer. Están invitados.)

1 comentario:

  1. yo siempre se lo digo a mi mujer, cocinera también, pero no agarra viaje, no me suelta che...

    ResponderEliminar