lunes, 12 de agosto de 2013

#madrugona



Contras de levantarse muy temprano, cortitas y al pie:

*Levantarse muy temprano.

*Dormir menos.

*La radio sólo pasa informes de noticias y deportes.

*Los transportes públicos van llenísimos, y se viaja horrendamente (o "en sandwich").

*En invierno, no ha salido el sol aún, y no se ve un sorcho la vela.



Pros de levantarse muy temprano, guitarreando:

*La radio pasa informes de noticias y estado del tránsito/transporte público, por lo que me entero antes, si alguien se tiró a las vías de mi tren, y no me lo tengo que tomar.

*En invierno, todavía no ha salido el sol, pero para cuando tomás el tren, podés ver cómo el cielo va cambiando de color y se pone relindo durante el viaje.

*En cierto modo remoto y contradictorio, todo está más tranquilo porque el mundo entero todavía no ha despertado... Aunque haya cientos de hormigas viajeras en la calle, la mitad de ellas aún no se ha espabilado. O quizás, como soy yo la dormida, no noto el intenso movimiento de la calle.





Todo depende del cristal que tengas a mano, en el momento en que necesites mirar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario