viernes, 30 de agosto de 2013

#reflejo







Justo en ese momento,
vi el cielo rosado y sentí cómo el aire caliente me despeinaba.

Y sentí que cualquier cosa podía pasar.






Lástima que duró un segundo nomás...

Otra veeeeeeez?

                                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario