jueves, 2 de enero de 2014

de las cosas hermosas.

Hoy vi amor... amor joven, amor nuevo.

Amor ajeno y dulce -y digo ajeno, a los propios ojos de su portador-.

Amor brillante y aún así, oculto; porque es el que se siente, antes de saber que uno siente tanto amor por alguien.

Pero el corazón avisa. Y el cuerpo también.
Ese brillo en los ojos, esa caricia pacífica, ese roce sutil y casi por coincidencia, aunque esperado.


Hoy vi los ojos de una muchacha, resplandecer ante una sonrisa espontánea; avivarse ante una complicidad sugerente pero llena de inocencia. Seguí su mirada, y terminaba en él.

Y reconocí ese sentimiento, lo recordé.
No, el "amor" en sí, no.
Como dije, hablo del instante previo a la conciencia del ser querido, y el ser queriendo.

Hable del amor en puerta; del amor antes del propio amor.

Hablo de la sensación mágica y resplandeciente que invade el rostro, manos, y alma, de una persona que mira a otra con inmenso cariño. Persona que, entre la multitud, encuentra paz y alegría efervescente en un sólo individuo, el cual es capaz de opacar al resto de la fiesta haciendo... nada. Persona cuyos ojos tienen un solo objetivo, un solo punto de enfoque.

Y allí, la persona comienza a darse cuenta de que algo sucede. Algo le sucede. Pero quizás no está segura aún.

Hablo de la sensación de bienestar y comodidad que da una cara conocida, familiar, y deseada, cuando se la encuentra entre toda la gente. Hablo de cuando se busca esa cara conocida, familiar y deseada, entre la multitud.
Eso es la previa, y la persona comienza a darse cuenta de que algo, definitivamente, está sucediendo, y ya no es ella sola.

Porque cuando dos personas se conectan como si estuvieran dentro de una burbuja transparente, el resto no importa, el resto no existe, sólo los dos. Sólo sus miradas, su cercanía, y la calidez del amor latente en cada uno de ellos. Eso es amor: todavía sin nombre, sin rutina, sin atajos, pero amor al fin.

Y se aman, comienzan a amarse.
Ninguno lo sabe todavía, pero es tan evidente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario