viernes, 19 de septiembre de 2014

Odio mis variables tangibles (no tan variables)




y el estar con vos me lo recuerda y exacerba porque cuando estoy sola cuando nadie me escucha cuando nadie me mira puedo callarlo y guardar mi secreto puedo disimularlo pero cuando me mirás todo el tiempo cuando me insinuás con la yema de tus ojos no tan ojos y cuando me recorrés con la imaginación no tan lejana a tu realidad me vuelvo la más frágil la más torpe la más arisca porque me incomoda la inexorable intemperie me incomoda la vulnerabilidad ante tu roce me incomoda mi cuerpo mis variables irremediables y pensar que no te das cuenta o quizas si no se si de ellas o de mi con mi incertidumbre y desazón me desespera porque por un lado no quisiera que lo sepas pero por otro sí quisiera que entiendas mi rechazo y mi desgano cuando de vos no salen más que alabanzas y yo me miro y se me van todas pero todas las esperanzas.



me avergüenza tener tan sólo esto para regalarte. me re baja.



No hay comentarios:

Publicar un comentario