jueves, 23 de octubre de 2014

Con el paso del tiempo, uno cada vez tiene menos paciencia; cree menos; sufre más algunas cosas. Y ya tiene poca tolerancia, o condena muy rápido (a la primera de tiro...) cuando antes se estiraba y daba vueltas antes de poder animarse a sentenciar algo. 

Ahora, es como si te vengaras por todas esas anteriores que te hicieron. Es algo más bien acumulativo, y ante la primera, ¡PAH! sentencia de muerte.
En realidad, si tengo que ser precisa, no, no es que "te vengás". Pero sí rebalsa el vaso con esta nueva cerecita, puesta encima de un montón de cosas que lo venían llenando desde antes. 

Porque eso es seguro, no es toda agua de ahora... 

martes, 21 de octubre de 2014




Algún día
vas a entrar y me vas a encontrar tirada en la cama
con un tenedor clavado entre los ojos.



lunes, 20 de octubre de 2014

(siempre seguir)




qué feo darse cuenta de las cosas,
entender es a veces tan difícil.

no porque cueste el entender algo en sí 
sino porque cuando uno entiende
cuesta tratar de cambiar las cosas

seguir como si uno nada supiera


martes, 14 de octubre de 2014



Me asombra la inescrupulosidad libertina de la gente para ir caminando por la calle metiendose el dedo por la nariz hasta el cerebro.