martes, 29 de diciembre de 2015

domingo, 27 de diciembre de 2015

Hago, luego existo.


Uno acumula, a un ritmo mayor del ritmo con el que procesa. 

La otra vez hablé de acumular contenido (iba más por el lado "cajita de sorpresas", llena de recuerdos, proyectos, dibujos, escritos, etc.)

Estuve pensando que eso también es algo que puede traducirse en la carga de un mundo globalizado. Hoy en día, la facilidad y desechabilidad del mundo virtual se traduce en links, favoritos, y bookmarks acumulados. 
Miles de cosas "dignas" de leer, mirar, hacer, visitar, compartir, estudiar, recordar... Y cosas que acumulamos sin que ocupen espacio (¿por suerte?) para no volver a visitar nunca, pero para "tener a mano por si hace falta". 

Lo malo, es que así nos vamos gastando los pequeños ratitos que tendríamos disponibles para hacer cosas en la vida real: recorriendo sitios de interés u ocio; "nutriéndonos" y guardando tutoriales o material didáctico en nuestro historial; revisando sitios de descarga (de música, libros, lo que sea); mirando cientos de fotos de muchísimos lugares a los que nos encantaría viajar... En vez de aplicar a nuestra vida cotidiana, siquiera una pequeña porción, algo de todo lo que vemos, aunque más no sea, en un proyecto de mediano plazo. 

Muchas veces, vivimos a través de las cosas que hacen otros. Vivimos de mirar, de escuchar, de leer. Y hoy, con internet, se da más fácil aún. 

No digo que nadie haga nada. Porque claro, alguien hace todas las cosas que encontramos en internet, y vemos en la calle, y escuchamos en la radio, y leemos en los libros. 

Pero a veces (quizá sin darnos cuenta) caemos en el papel de espectador, y terminamos siendo absorbidos por lo que hace el otro, por lo que ya está hecho, por lo que nos rodea. Y ni siquiera nos damos cuenta de que nosotros también podemos hacer, podemos decir, podemos escribir, podemos visitar, podemos contar.

Soy partidaria de que para crear, está bueno el aburrimiento, la ausencia, la falta, y hasta a veces, el silencio. O sea, ¡no siempre! También la fórmula puede ser lo colectivo, el intercambio, el ruido... Pero me parece imprescindible conocer la calma, para luego decidirse a ser ruidoso o no. 

Hoy en día, lo que sobra es contenido. Todos hacen, comparten, muestran. Por eso es aparentemente "tan fácil" llenar cualquier vacío, y entretener (falazmente) nuestro aburrimiento, ya que encontramos material de cualquier tipo. 

Tenemos que dejar el papel de espectadores, y comenzar a quitarnos el aburrimiento con nuestras propias mentes y manos. 

Comencemos a crear el contenido que nos divierte, y divirtámonos en el proceso.

Crear está bueno.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Merienda con Mario.



Taza y su plato
ese ruido es tan rico
las cinco en punto.





viernes, 4 de diciembre de 2015

jueves, 3 de diciembre de 2015

De las cosas que encontré #7


sin fecha






Cielo estrellado
te ríes de mis penas
lloro hacia arriba.

Juego de estrellas
paseos nocturnos, 
ellas ríen.





miércoles, 2 de diciembre de 2015

De las cosas que encontré #6


sin fecha




Uno mira el pasado 

cuando quiere, o aunque no quiera
basta con cerrar los ojos 

Y es que todas esas cosas
siguen por allí, en algún lugar
aunque en realidad nunca estuvieron
más de dos segundos frente nuestro

Mis ojos
están más cerrados que abiertos
y todo eso estará allí 
eternamente


No quiero...





martes, 1 de diciembre de 2015

De las cosas que encontré #5


sin fecha





Quisiera olvidarte por completo

y vivir una vida normal

común
estable
sin nostalgia

y recordarte en mi último segundo
morir melancólica pero feliz,

contigo.





lunes, 30 de noviembre de 2015

De las cosas que encontré #4


sin fecha





Lo peor del amor
es lo que a vos te queda
cuando él se va.







domingo, 29 de noviembre de 2015

sábado, 28 de noviembre de 2015

viernes, 27 de noviembre de 2015

De las cosas que encontré #1


sin fecha





No te deseo 
la mejor de las vidas
quiero ser parte. 


***


Cuando te vayas
no olvides de llevarme
siempre contigo

***


Te veo en fotos
se inunda el corazón
ojos en sepia.

***




Tarde en febrero
el tiempo escapábase
y yo con prisa.


***


Tortura china
entre copas pensarte

¿dónde estarás?




Acumulando para el invierno. (A.K.A.: De las cosas que encontré)


A veces parezco una hormiga. Bah, siempre fui medio hormiga en realidad. Acumulo ideas, bocetos, dibujos, poemas, escritos, datos, fotos, recortes, recuerdos, citas, nombres...

No sé si los acumulo para toda la vida; para el invierno; o para hacer, decir, salir, mirar "más luego". El tema es que normalmente me olvido, y a veces pasan años hasta que vuelvo a toparme con esas cosas. Claro que hay temas que "dejo a mano", para tenerlos cerca y mantenerlos frescos; y hay otros que quedan bien guardados (y hasta clasificados), pero más en un ataúd que en una agenda.

Más allá de que en esta tarde de viernes esté tirando un montón de papelitos que "no sirven", o de que me esté deshaciendo de cosas que "no sé para qué guardé"; también filtré y encontré un par de cosas interesantes, "dignas" de guardar (juro que son sólo un par).

Entre unas viñetas de Quino; unos dibujos míos de cuadritos (que quizás haga más adelante); y una lista de recetas (que espero hacer pronto); encontré un par de hojas con intentos de Haiku, poemas y textos varios. Decidí tirar los escritos, pero guardarlos acá (internet me deja seguir acumulando...)


Particularmente, leer cosas viejas no siempre me gusta. A veces me resulta demasiado cursi, no me gusta como está escrito, o me pone triste. Pero pese a todo, me remonta a recuerdos que quizá tenía por completo olvidados, y siempre, siempre, trae de vuelta sensaciones exactas que se materializan a través de las palabras.

Más allá de que no siempre las sensaciones sean gratas, esa parte de nuestro intelecto me parece fascinante. Leer algo que fue escrito hace mucho tiempo atrás, y que con eso aparezcan sensaciones tan similares a las que teníamos en ese momento... Recordar el sentimiento al punto de casi poder volver a sentirlo como algo tangible... 
Es escalofriante.


En este caso, los papeles que encontré hoy... Bueno, los textos son cortos y suaves, nada muy dramático. Pero he encontrado cada cosa...




domingo, 6 de septiembre de 2015

Próximamente.







Vos y yo
estamos empezando a ser vos y yo. 

Vos y yo
sabemos que no es fácil ser vos y yo.

Romper tu corazón por no aprender a amar. 

Pero, vamos a intentar sentirnos bien, 
con más ternura para dar. 

Vos y yo, sabemos que no es fácil ser vos y yo.
Buscamos un camino, ser vos y yo. 

Cuidando tu ilusión, mirando más allá, 
Si este momento es nuestro, 
vamos a volar, 
vamos a volar. 
Si la vida está empezando hoy.

Porque, vamos a intentar 
Sentirnos bien, sentirnos bien, 
Con más ternura para dar. 

Si yo soy la luna, vos serás el sol, 
vos serás el sol, 
todo el cielo es nuestro, 
el sueño se hizo dos. 


Porque, vamos a intentar sentirnos bien, 
sentirnos bien, con más ternura para dar. 


~/Celeste Carballo/~

martes, 1 de septiembre de 2015

Durazno sin pelusa.














Me gustaría meterte en mi alma, 
me gustaría estar tan enamorada 
que no me queden las ganas ni el tiempo, 
deshacerte de abrazos de dulzura y deseo. 
Pero no quiero nunca más las cadenas porque ya vi, 
ya vi, eso es una condena. 
Por eso ahora quiero estar en libertad, 
quiero estar en libertad. 

viernes, 7 de agosto de 2015

Arrebato.





No es que yo sea celosa, no.

Es que a ella le sonríe, 
y ella sólo tiene que disfrutar de su risita.

Ella sólo tiene su risita, su canchereada, 
su buena onda,
su vivacidad.

Yo sólo tengo su dejadez, su falta de compromiso,
su no-te-doy-ni-un-gramo-de-pelota,
sus medias sucias.


Y a mi no me sonríe así...

martes, 30 de junio de 2015

Incógnito.






Lo malo  de la noche, 
es que no puedo esconderme tras los anteojos de sol 
(como suelo hacer durante el día).


* * * 

Lo bueno de la noche, 
es que ella me esconde sola... 








domingo, 14 de junio de 2015

Sonrisa de cocodrilo.


























me arrepiento de tus decisiones..
quiero decir, de permitírtelas.




sábado, 25 de abril de 2015

Miedo a uno mismo (y a lo que uno significa).




¿Viste cuando te hacés esa pregunta, 
mucho después de ya saber la respuesta?


Hay cosas que no quisiera contestármelas antes de estar preguntándomelas. Hay cosas de las cuales no quisiera saber la respuesta.


Mejor no me pregunto más nada.




miércoles, 22 de abril de 2015

Con motivos o sin motivos.


hoy me acabo de dar cuenta de


que no sé qué significa estar enamorado



no quiero decir cuál es el punto, sino que

quiero decir que no sé cómo uno debe sentirse,

cómo uno debe comportarse,

qué debe significar



ya sé lo que se dice normalmente
ya sé lo que yo dije toda la vida
ya sé lo que el resto me va a contestar
ya sé lo que se canta, lo que se escribe, 
ya sé lo que se ve, lo que se huele, 
lo que se siente, lo que se escucha, 
lo que se mira, lo que se dice,
ya sé lo que yo he sentido y escuchado,
lo que yo he oído y he dicho
ya sé lo que se pierde, lo que se gana
ya sé lo que se encuentra, lo que se busca
ya sé lo que supone, lo que se espera


simplemente no sé lo que creo/pienso/siento/sé ahora.

hoy.


mezcla de mirar para atrás, una vez más
inevitable
mezcla de comparar, de espiar una ventanita que no conocía
inesperado
mezcla de las diferencias entre individuos, de las desigualdades
inconmensurables
mezcla de las oposiciones, de las bellezas,
de las cosas nuevas, de las franquezas,
de las discrepancias, de las insistencias,
de las espontaneidades, de las sorpresas,
de todo.

y aún así, o por eso mismo,
sin que sólo sea una incertidumbre aislada
sino como algo que quizás se sabe desde hace tiempo,
como algo familiar, como algo que no asombra,
algo que de pronto me da un vuelco en el estómago 
que por suerte nadie ve, nadie escucha.

De pronto no tengo idea de qué estoy haciendo,
ni por qué,
ni para qué,
más que hacerlo en sí mismo.


¿Debería parar?


Pregunta retórica, prefiero que no se conteste...


domingo, 29 de marzo de 2015

Yo no buscaba a nadie (pero)


Yo sé que el ser humano hace, dice y es siempre lo mismo alrededor de todo el planeta.
Yo sé que de tanto en tanto, las caras se repiten. 
Yo sé que las personas se duplican, yo sé de los doppelgänger. 
Yo sé que la memoria juega con nuestra mente, y que ambas juegan con nosotros. Y entonces vemos y vivimos varias veces lo mismo. O no.
Yo sé, yo sé. yo sé.


Pero ayer... ayer te vi.
Mejor dicho, vi tus ojos, pero los tenía otra persona. 

No podía dejar de mirarlo! Era hechizante. Aunque no eras vos, sí eran tus ojos. O sea, eran de otro, quien a su vez, se convertía en vos.

Nunca voy a olvidar esa cara. No era la tuya, pero si. Y no eran tus ojos. O sí.


Creo que ese eras vos, en otra persona. O quizás eras vos porque yo te miraba.


Pero vos no me miraste.







jueves, 29 de enero de 2015

anoche (desapareciste)



me dejaste una vez más.



sola. solísima.

ni siquiera con excusas, más callado que nunca.




y es otra mañana en la que despierto
también sola, solísima

más sola porque me hayas dejado, 
que por estar sin nadie alrededor

y despierto así, triste
cuando podría haber sido distinto

entre tu hombro y las mantas
preocupándome solo

por dormir cinco minutos más.


por paloma mensajera.

ya sonreí de verdad
y sonreí por falsedad
me fui y vine varias veces
lo pensé una y lo pensé dos, tres
ya me empaché y me harté
ya te escuché y te hablé
te miré en silencio y en ruido
te dije cosas de frente y al oído
te grité
me calmé
ya pedí cosas y traté de dar
ya hice planteos
ya confesé mis miedos
ya especulé por el futuro
ya traté de entender claros y oscuros
ya quise empatar
ya te dejé ganar
traté de no llamarte
traté de no preguntarte
traté de entenderte, de asomarme
traté de no compararte, de explicarte

pero esto es una ruleta rusa
y siempre me toca la mala

ya no sé qué hacer conmigo
ni contigo.









Aún no sé cómo hacer para que me hables.









(Y para que me digas, 
me cuentes, 
me incluyas...)







Soy tuya y no lo sabés apreciar
más que para un "qué linda que sos" repetido y cotidiano,
pero las cosas importantes siento que se me van de las manos

"linda", me dice

hasta el verdulero de la esquina.


Quisiera que compartas, pero veo que no te sale. 
"Cosa de hombres", sí claro.
Si no lo entendés desde el vamos, esto va a seguir así. Y ya me dijiste que lo entendías...


No puedo más. Más. Más. Más.

No.





Algún día te voy a dejar, y te vas a enterar por paloma mensajera.