jueves, 29 de enero de 2015

anoche (desapareciste)



me dejaste una vez más.



sola. solísima.

ni siquiera con excusas, más callado que nunca.




y es otra mañana en la que despierto
también sola, solísima

más sola porque me hayas dejado, 
que por estar sin nadie alrededor

y despierto así, triste
cuando podría haber sido distinto

entre tu hombro y las mantas
preocupándome solo

por dormir cinco minutos más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario