martes, 1 de septiembre de 2015

Durazno sin pelusa.














Me gustaría meterte en mi alma, 
me gustaría estar tan enamorada 
que no me queden las ganas ni el tiempo, 
deshacerte de abrazos de dulzura y deseo. 
Pero no quiero nunca más las cadenas porque ya vi, 
ya vi, eso es una condena. 
Por eso ahora quiero estar en libertad, 
quiero estar en libertad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario