martes, 10 de enero de 2017

Nunca voy a dejarte...

Nunca creí decir esto
Quiero decir, nunca me pasó.

Nunca necesité echárselo en cara a nadie
Porque nunca nadie lo mereció.

Pero vos

vos, vos, vos,

me debés tanto...


Tanto cariño, paciencia, tolerancia, enseñanzas, compañía, esfuerzo, lealtad...

Y esas son cosas que uno no vende,
que uno suele regalar con amor, sin esperar nada a cambio (y así es como debería ser).

Pero vos

vos, vos, vos, vos, vos,

despreciaste tanto
ensuciaste tanto
traicionaste tanto
engañaste tanto
martirizaste tanto

que la verdad, no sólo me arrepiento de vos y de tus psicologeadas violentas

sino que prácticamente me lo debés todo, porque no merecés ni un segundo, ni un gramo, de todo eso.


Nunca nadie me había hecho dudar de mí misma, ni había logrado ponerme en mi contra mi propia cabeza...

No más, porque ya entendí. Entendí tus trucos, tus ilusiones, inmundicia...

Ya te entendí. Y no voy a dejarte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada