sábado, 17 de junio de 2017

Pareja despareja.


Se supone que esto no es una competencia,


pero entre nosotros


siempre sos vos el que gana.




Qué hipócrita que parezco...

Yo no quiero ganar,

porque no es una competencia,

pero quiero dejar de ser

la que pierde siempre.












De todas maneras, qué fácil que parece hablar de tus responsabilidades ausentes, de tu actitud irrespetuosa, fría y enajenada...
Pero es más fácil hablar de eso, que hablar de la parte que me toca a mí: hacerme respetar.

A veces pienso que soy benevolente y sólo estoy dándote tiempo para que te des cuenta (repitiéndotelo mil veces, aunque no escuches).

Otra veces sólo creo ser una triste mártir, incapaz de darse cuenta que no hay semillas en esa tierra.